Thailand is different

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrDigg thisEmail this to someone

 

Bangkok. Una de la tarde. Un día laborable cualquiera.

Excepto por el hecho de que estoy sentada en una mesa en Dean & Deluca y llevo aquí dos horas trabajando y bebiendo café.

Hay un simulacro de incendio programado en la oficina y nos recomiendan que salgamos mientras funcionan los ascensores, para evitar tener que bajar andando a cuarenta grados 21 pisos de claustrofóbica, mugrienta y destartalada escalera.

Para que quedarte a simular una evacuación de incendio cuando puedes tomarte un café como una reina, fresquita y con aire acondicionado, o irte al banco a hacer unos recados o a las tiendas a hacer unas compritas?

Welcome to Thailand…

Hoy es uno de esos días que en mi modesta opinión solo ocurren en Tailandia. Uno mas a añadir a esta lista larga, inmensa, que voy componiendo en mi cabeza y que finalmente me ha impulsado a escribir.

Spain is different solemos decir allí y yo me rio sola cada vez que lo pienso, porque Tailandia es different también y a veces me da la impresión de que incluso más que España.

Este año es muy especial para mi. Es la primera vez en mi vida que me siento tan lejos de la nave nodriza, llevando como llevo ya diez meses sin volver a casa.

Tanta distancia me da morriña y me despierta la nostalgia, por no hablar de que hace que mi identidad se empiece a desdibujar y a mezclar con el entorno en que vivo, haciendo que a veces me cuestione de donde siento que soy realmente y con que me identifico. En fin first world problems que diría una amiga pero los míos al fin y al cabo. Y es por esto que se me han vuelto a despertar las ganas de escribir en español, que al fin y al cabo sigue siendo mi primer idioma, el que uso para comunicarme a diario con mi amor, con mi pequeña y con mi familia. Ese idioma que me recuerda a quien fui y no tanto a quien soy, pero que es parte inevitable e irremediable de mi historia. Este idioma que usa más palabras que el otro para decir lo mismo, que da vueltas y enreda, que quizás no es tan directo pero es bello y poético es sus contorsiones y ondulaciones. Este idioma que, al fin y al cabo, me parece que soy yo, metáfora de mis maneras y mis contradicciones, mis fortalezas y mis debilidades, y por encima de todo, la belleza de todas ellas.

Y me apetece usarlo para contar mi vida en este país, mis momentos, las historias tan de aquí que quiero capturar y compartir, porque me están cambiando y porque me parecen únicas, tan especiales, tan de otro planeta, que quizás sean de interés para alguien mas que para mi.

Y si no lo son, que más da. Se que hay muchas personas que me quieren y que me leen, y que las van a disfrutar. Vamos allá.

La serie de entradas en el blog comienza mañana y se llama Muy Thai.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrDigg thisEmail this to someone

  1 comment for “Thailand is different

  1. Marina
    10 November, 2016 at 3:24 AM

    “la nave nodriza, llevando como llevo ya diez meses sin volver a casa”. Me ha encantado que vuelvas a escribir en español, precioso y emotivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *